¡Buenos días, amigxs! ¿Alguna vez habéis escuchado hablar de este concepto? Por si no sabéis lo que es os dejo una pequeña definición: Mindfulness significa prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar y no pensar en el futuro o el pasado mientras lo haces. No es fácil, pero es posible y muy saludable para nuestro estado anímico y mental, sobre todo para el de nuestrxs hijxs que son lxs que más «conectadxs» están.

«La palabra Mindfulness es también una de las primeras traducciones que se hicieron de la palabra “sati” en pali, un idioma vernacular similar al sánscrito que se hablaba en la época en la que Buda comenzó a enseñar, hace 2500 años. Sati es la nominalización del verbo “sarati” que significa rememorar o recordar. Puesto que recordar es precisamente traer al presente, en su concepción última, sati o mindfulness es la capacidad humana básica de poder estar en el presente y de “recordarnos” estar en el presente, es decir, constantemente estar volviendo al aquí y ahora.

Mindfulness en Occidente

Durante los últimos 30 años, la práctica de Mindfulness o Atención Plena está integrándose a la Medicina y Psicología de Occidente. Es aplicada, estudiada científicamente y por ello reconocida como una manera efectiva de reducir el estrés, aumentar la autoconciencia, reducir los síntomas físicos y psicológicos asociados al estrés y mejorar el bienestar general.

Mindfulness o Atención Plena significa prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación.

La atención plena nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno atendiendo de forma integral a los aspectos de la persona: cuerpo, mente y espíritu. Practicando la atención plena desarrollamos una mayor capacidad de discernimiento y de compasión. La práctica de esta atención abre la puerta hacia nuevas posibilidades, nos trae al aquí y al ahora, nos invita a vivir una vida de manera plena y en el presente.» Información extraída de Mindfulness-salud.org

Ya veis lo beneficioso que sería para nosotrxs y para nuestrxs hijxs hacer uso de esta maravillosa práctica. Estar de verdad con ellxs cuando comparten algo con nosotrxs o cuando debemos corregirles, trabajar o jugar con ellxs.

Nuestra amiga Elena C.S. tiene un precioso blog llamado Conexión Mágica en el que nos comparte todo lo que sabe acerca del mindfulness y de cómo podemos acercarlo a nosotrxs y a nuestrxs hijxs, cómo podemos empezar a trabajarlo y cuáles son sus beneficios a largo plazo. Está dirigido, sobre todo, a que aprendamos cómo introducir esta filosofía de vida a nuestrxs niñxs. Os recomiendo que os paséis por allí y le echéis un ojo a los artículos y a sus diferentes secciones. Os gustará y os resultará de lo más interesante.

¡Nos vemos!